Descansos #sersiendo

descanso-nadir-chacin

Llega un momento en la vida de una mujer en la que ésta ha de reconocer y marcar los lugares donde, como dice Clarissa Pinkola Estés, se han producido “sus muertes chiquitas y grandotas”. Llega un momento en el que ha de honrar sus “yoes” muertos, regalarles una oración de despedida y dejarlos finalmente descansar. Hoy abrazo a los aspectos de mi persona que se dirigían a algún lugar, pero que jamás llegaron a él. Hoy clavo esos aspectos con una estaca a la tierra, los entierro, les pongo una lápida y señalo en el camino el lugar donde han muerto para que no me sigan a dondequiera que yo vaya. ¡Hasta siempre, babies!

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter

ZENderos #sersiendo

1920_1080_201211031221591091752

Antes del ‪Zen‬, las montañas eran montañas y los árboles eran árboles. Durante el Zen, las montañas eran tronos de los espíritus y los árboles eran las voces de la sabiduría. Después del Zen, las montañas fueron montañas y los árboles fueron árboles.

Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter

Velitas de Enero 2015 #sersiendo

childrenyeah

Deseo que tu corazón se llene de amor y ternura, cada día más. Deseo que a través de la auto-compasión y de la compasión hacia los demás encuentres ese “lugar” dentro de ti en el que las piezas de tu propio rompecabezas se van integrando y completando. Deseo que con tu esfuerzo sostenido al practicar una ética más positiva, responsable y amable logres que las marcas que dividen cada pieza de tu rompecabezas se vayan desdibujando, deseo que logres ver con claridad el armonioso y bello sistema humano que eres mientras vas siendo. Deseo que con cada paso tuyo por estos caminos inciertos y volubles de la vida te encuentres con personas que sepan reconocer el valor y la singularidad de vincularse contigo dentro una relación del tipo Yo-Tú. Deseo que tú y esas personas encuentren la forma de mantener sus vínculos amorosos amablemente y con respeto. Deseo que la humanidad entera se aleje del tipo de relaciones Yo-Eso, que tanto daño nos hacen porque nos deshumanizan y nos vuelven objetos. Que este año que comienza sea una oportunidad para dirigir nuestros esfuerzos personales hacia la construcción de un mundo más digno, todos/todas juntos/juntas como una gran familia, no perfecta, sino profundamente humana. Una gran familia humana que se equivoca junta, se cura junta y se disfruta junta, dentro del respeto por la diversidad. Es más bella una manada que luce sus mil colores con confianza y sabiduría porque sabe que en sus colores está su fortaleza adaptativa.

Namasté,
Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter





Este blog tiene + de 10.000 visitas en promedio cada mes, más de 1.000 posts y más de 3.000 comentarios. ¡Gracias por ayudarme a seguir escribiéndolo! Haz una donación, click en el botón, arriba. La puedes enviar a través de tu cuenta PayPal o utilizar cualquier tarjeta de crédito o de débito (aunque no tengas PayPal propio).

Reto anti-incomodidad #sersiendo

web_j510012_big_ce

Imagina que tu cuenta bancaria está en ceros [si está en ceros realmente -pues no necesitas imaginar] y que no tienes dinero ni para comer. Escoge un lugar concurrido de la ciudad como la entrada de un metro o de un supermercado y pídele a la gente que pasa por allí dinero para comer o comida directamente. Luego de que hayas hecho eso alguna vez sentirás menos miedo al futuro… si algún día tienes que pedir dinero en la calle, ya sabrás que sabes hacerlo y que no pasa nada si lo haces. Este reto te ayudará a sobrellevar la incomodidad, la vergüenza y la ansiedad por el estatus social, el miedo al “qué dirán”. Tener varios miedos menos o que éstos sean menos fuertes… es algo muy útil y profundamente transformador.

¿Qué opinas sobre este reto? ¿Lo harías? ¿Ya lo has hecho? Deja tu comentario.

Namasté,
Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter

¿Ser o tener amigos? #sersiendo

dfb6c1b059f844f5de626193753f59c4

Mi mamá (la bruja mayor) suele citar este enunciado de otra persona, no recuerdo quién es: “Para tener un amigo a veces hay que cerrar un ojo y para conservarlo a veces hay que cerrar los dos”. Ayer estaba en mi cama pensando qué significa esto de “cerrar los ojos” en ese contexto de las amistades.

Si lo interpretamos de una forma literal parece que este enunciado nos pide que pasemos por alto los errores de nuestros amigos, que tengamos una fe ciega en ellos. Pero buscando con más sabiduría, desgranando la frase, quizás tenga que ver más con indagar en nuestras creencias sobre la amistad y en el ejercicio per se del ser amigos.

La mayoría de nosotros pensamos que vemos la realidad tal cual es, pero la realidad que vemos existe primero en nuestras mentes, está condicionada por nuestros pensamientos y creencias. Estas creencias modelan dentro de nosotros lo que nuestros sentidos perciben, tanto que por eso se dice popularmente que “el amor es ciego”. Estudiando a profundidad los descubrimientos recientes en Neurociencias no puedo sino asombrarme de que los seres humanos vemos con el cerebro y no con los ojos. Los ojos son un medio, un sentido para la percepción, pero es en nuestra mente “donde sucede la mirada”: nuestra aprehensión del mundo.

Si yo pienso que mi amigo, por ejemplo, me ha lastimado con sus actos o palabras, entonces desde esa creencia personal miraré nuestra relación, sacaré conclusiones y actuaré conforme no a lo que ven mis ojos (la realidad objetiva, los hechos) sino a lo que estoy pensando. Digamos que es como si sucedieran dos realidades simultáneamente, la que yo creo que veo y la realidad que es.

Este funcionamiento de la mente ha resultado muy útil para adaptarnos biológicamente, pero en términos de las relaciones interpersonales puede volverse muy retorcido si no nos esforzamos en desarrolar una capacidad de auto-crítica y de atención plena (mindfulness). Esta mirada que a menudo está tergiversada genera cantidad de malos entendidos y sufrimiento entre los amigos.

La parte más jodida de este proceso mental quizás sea la construcción de nuestro personaje interior (ego) desde dichas creencias (miradas del mundo), el resultado es el estancamiento de mi persona dentro del papel de víctima. Y cuando abandono mi condición de ser responsable sobre mis actos y me coloco en la postura de la víctima de alguien más (“soy yo la que ha sufrido un agravio”) ya me he quedado “ciega/o”.

A mí me resulta muy interesante este mecanismo psicológico, no porque sea masoquista (¿por qué no te ríes?), sino porque me impresiona la capacidad enorme y poderosa de la mente humana. ¡Es una maravilla! Saber que la realidad, mediada por mi mente y por mi capacidad para “lenguajear” (hablar, simbolizar, representar), puede devenir o convertirse en otra “cosa”, también me da la libertad de dirigir las interpretaciones que hago hacia un puerto más positivo. Si lo hago mi realidad subjetiva cambia porque somos organismos subjetivos. Y si los físicos cuánticos llevan razón, mi realidad objetiva también cambiaría.

«Para tener un amigo a veces hay que cerrar un ojo y para conservarlo a veces hay que cerrar los dos.» El «cerrar los dos ojos» que recomienda esta cita puede tratarse de mirar para dentro de una/o misma/o y no tanto hacia afuera en lo que respecta a las relaciones de amistad con otros seres humanos.

Aboga por devolvernos la capacidad de incluirnos realmente en la situación vivida (los hechos) y dejar de interpretar lo sucedido como «mi amigo me ha ofendido», por ejemplo, y pasar a un escenario diferente: ¿cuál es mi responsabilidad en lo que nos ha pasado?, ¿cuál es la suya? y ¿cómo podemos ayudarnos mutuamente en esta situación?

Paciencia, quizás se necesita más paciencia, y curiosidad ilimitada para mantener las relaciones amistosas. Cuando me coloco en esta nueva postura interna, cuando el referente soy yo, mis actos y mis búsquedas personales más elevadas, el punto de vista que tengo acerca de nuestro problema cambia. Ese cambio de punto de vista no solo es más responsable y más sano, sino que a la vez me da espacio a mí misma/o para modificar mi manera de vivir y relacionarme con los demás. También me permite construir límites: ¿cómo quiero ser tratada por los demás? y ¿cómo quiero tratar a los demás?

De esta forma mis amigos dejarán de ser objetos para mí y yo para ellos, mis amigos dejarán de ser los responsables de darme algo que sólo yo puedo darme, mis amigos dejarán de ser las personas que tienen el deber de llenar el vacío que siento, la soledad que siento, el abandono que siento, y pasarán a ser otros seres humanos con sus respectivas necesidades de afecto y reconocimiento. Mis amigos ya no serán “algo” que tengo, una posesión.

Ser amigos es muy diferente a tener amigos, ¿qué no? La amistad genuina es una habitación que siempre tiene las puertas abiertas, se puede entrar o salir a voluntad, no puede ser una cárcel. Los amigos han de sentirse libres para ser humanos, para ser lo que son, personas con patrones mentales negativos, pero también personas con un potencial ilimitado para trascender, para cultivar y desarrollar una base emocional más amable, estable y positiva. Un potencial maravilloso para la compasión y para la “com-pasión”.

Ser amigos es el resultado vivo y diario de la práctica constante de la amistad y del ejercicio de nuestra voluntad de ser amigos. Implica IMPLICARSE con el otro o la otra de forma activa, creativa y con entusiasmo. Tiene que ver con respetar el compromiso que hemos adquirido en nuestro vínculo amistoso, con las ganas de ayudarnos mutuamente a recorrer este difícil camino que es el auto-conocimiento y el desarrollo de nuestras mejores cualidades como seres humanos.

Ser amigos es doloroso sí, porque a través del vínculo amistoso también descubrimos nuestras peores pesadillas internas. Mas esas pesadillas… ¿de quién son? Mis amigos no pueden tener la responsabilidad sobre mis pesadillas porque están muy ocupados luchando con las suyas. Es una penita que sea así, de buen agrado le endilgaría a alguien mis pesadillas un rato… pero eso no va a mejorar mucho mi vida… Si delego el poder de cambiar mi vida y mi autonomía emocional, pierdo yo.

Me doy cuenta con esta indagación que la amistad puede ser una suerte de gurú, una maestra iluminada en sí misma, si esta se ejerce desde la compasión y el amor incondicional, si se cultiva con responsabilidad y ética. Este tipo de vínculo humano, digámosle amistad espiritual como le decimos los budistas, no se encuentra en todas partes ni se construye con todo el mundo, ambas personas han de querer ser amigos y no sólo tenerse mutuamente como quien posee el último gadget tecnológico de moda. Vaya reto/oportunidad. ¡Ála, a seramigarse!

Namasté,
Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter


“La verdadera amistad es como la fosforescencia, resplandece mejor cuando todo se ha oscurecido.” R. Tagore





¡Por un mundo y una humanidad más amables y más conscientes! Este blog tiene + de 10.000 visitas en promedio cada mes, más de 1.000 posts y más de 3.000 comentarios. ¡Gracias por ayudarme a seguir escribiéndolo! Haz una donación, click en el botón, arriba. La puedes enviar a través de tu cuenta PayPal o utilizar cualquier tarjeta de crédito o de débito (aunque no tengas PayPal propio).

Autonomía, Cultura Personal y Espiritualidad #sersiendo

1abb622f5d14f135666eae381eccead1

Este post es un borrador útil, una indagación nadiriense temporal e imperfecta, un acercamiento conceptual a lo que no puede “atraparse” mediante conceptos.

La pregunta que me hice desde el “Detrás de cámaras” del 2014 ha sido mi pregunta existencial desde que tengo uso de razón: ¿Cuál es mi misión de vida? De dicha pregunta se desprende otras sub-preguntas que han sido tema de muchos posts en este blog: ¿Qué quiero hacer? ¿Hacia dónde voy? ¿Cuáles son mis prioridades? ¿Cómo articulo lo que necesito hacer con lo que estoy viviendo ahora? ¿Cómo puedo encaminar mis pasos para obtener lo que necesito sin dejar a un lado la ética? ¿Quién soy realmente? ¿Cómo puedo dejar de sufrir? ¿Qué hago aquí?

Las preguntas se reproducen como conejos y a mí me interesa la dimensión profunda del existir. Soy una “auto-curiosa”. Así que año tras año veo cómo mis condiciones de vida se van modificando y vivo un sinfín de situaciones agradables, desagradables o neutras, las unas tras las otras, relacionadas entre sí. Estas condiciones de vida surgen en dependencia las unas de las otras, así como surgen, así se desvanecen. Es el fluir de la vida de cualquier ser humano, es la huella de la impermanencia, y no podemos detener ese proceso mientras sigamos vivos.

No puedo detener mi fluir como ser humano que soy. Sin embargo, sí puedo revisar el cómo yo estoy viviendo mi existencia biológica, me refiero a cómo son mis emociones, mis sentimientos, mis pensamientos y mis acciones, porque de ese “cómo yo estoy viviendo” dependen la cualidad/calidad de las condiciones futuras que generará mi estar en el presente.

Todas mis experiencias humanas surgen en dependencia de la cultura en la que vivo también, de los modelos de vida que he aprendido y que me permiten adaptarme a los cambios del medio, y no son productos sólo de la genética. La cultura que aprendo a diario de miles de fuentes de información tiene una función biológica/adaptativa, pero no tiene la última palabra. A esa “última palabra” yo le llamo mi Cultura Personal y es el bastión de la Autonomía. Mi Cultura Personal me permite elegir en qué invierto mis esfuerzos y hacia dónde quiero que mis esfuerzos me conduzcan como ser humano.

No es algo baladí, este asunto de elaborar concienzudamente una Cultura Personal adaptada a los tiempos en los que vivo, que tenga más foco… más ética, más responsabilidad, más consciencia. Como bien dice Marià Corbí nos tenemos que esforzar en construir nuestras propias certezas y hacerlo de una forma más positiva, ya que éstas tendrán consecuencias para nosotros y para nuestra especie. Cito este fragmento de su libro “Hacia una espiritualidad laica” que me resulta una indagación inquietante y mega oportuna.

Dependemos del flujo de información, 100%, y esa información la creamos nosotros no la crean ni los dioses ni las religiones, ni siquiera las ciencias como tal. Esto nos ha llevado a una modificación de la idea de certeza, somos dependientes ahora de las motivaciones y convencimientos que nosotros mismos construimos, además somos conscientes totalmente de eso. Son certezas de creación no certezas de revelación ni certezas de descubrimiento.

Gracias al lenguaje humano y a mi relación con los otros seres humanos a través del lenguaje, yo puedo incidir y modificar en mi realidad, en mis interpretaciones del mundo y en mi existencia y en la de los demás. Entonces, ¿por qué no ejercer esta capacidad biológica de una manera más consciente y digna? Si yo fuera un perro, por ejemplo, estaría atrapada en una única lectura de la realidad por mandato de mi genética. ¡Por fortuna nací humana en este cuerpo efímero y tengo un pensamiento abstracto, simbólico! Por eso me agrada cavilar intencionalmente, hacer reflexiones profundas y constantes y expresarlas hablando o por escrito, también me gusta compartirlas e intercambiar interpretaciones con los demás, sin olvidar que mis cavilaciones son construcciones mentales.

Escribir sobre mi vida me ha regalado la fortuna de auto-pensarme. Cuando escribo organizo mis ideas y las someto a un escrutinio que me permite -si así lo deseo- modificar su contenido. La Cultura me permite crear modelos de interpretación y de valoración del mundo que me ofrezcan las motivaciones para seguir existiendo, pero no de una forma restrictiva, ya que existen otras fuentes de motivaciones que van más allá de la estructura de mi psique. A mí me interesa existir de una manera amable para conmigo misma y para con los demás, no sólo sobrevivir y perpetuar la especie humana.

La Cultura como producto colectivo ha sido construida como una guía para la supervivencia de la especie, en cambio la Cultura Personal, dependiendo de cómo la construyas, te puede abrir al vivir, y si consideras también desarrollar y cultivar el “ir más allá de la mente” dicha Cultura Personal se enriquece y se convierte en un modo de Ser, aquí y ahora, en un estado del Ser.

Lo que más me agrada de seguir viva es que siempre tengo la libertad de re-definir mi existencia a partir de mis experiencias y de mi nueva compresión acerca de lo que he vivido y de lo que estoy viviendo ahora. Esa libertad es inalienable, en otras palabras, nadie puede quitármela aunque yo quiera darla por las razones que sean.

Todos los seres vivos venimos al mundo con una serie de características definidas genéticamente. El caso de los seres humanos es diferente, no venimos con todo definido. Los humanos tenemos que enfrentarnos con que, a diferencia del resto de los animales, hay una serie de detalles de nuestro vivir que están indeterminados y que nosotros tenemos que construir y desarrollar para volvernos unos organismos viables y especialmente para ser unos seres humanos tranquilos, ecuánimes, felices. La búsqueda de la felicidad necesariamente tiene que extenderse por encima de la mera existencia mundana.

Para mí el estudio de los textos sagrados de la mayor parte de las religiones ha sido un aliciente. En especial los del Budismo. Son guías sobre cómo construir lo que no está determinado por nuestra genética. Son un repositorio de Sabiduría y Visión Clara.

Adentrarse sin sumisión a las metáforas y a los mitos que han producido hasta hoy las religiones con una actitud de libre indagación puede resultar muy útil y esperanzador. El cultivo de la espiritualidad, que no de la religión como lo hemos hecho hasta ahora, es esforzarnos en trascender nuestras necesidades como organismos necesitados, condición que compartimos con los demás animales. El desarrollo de la espiritualidad es ir más allá de nuestra valiosa y operativa animalidad. ¿Por qué no arriesgarse un poco?

Namasté,
Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter





Este blog Ser siendo y sus ecos en mis redes sociales son mi apuesta para ayudar a construir una masa crítica de personas que hagan de este mundo un lugar + digno para todos/todas. Este blog tiene + de 10.000 visitas en promedio cada mes, más de 1.000 posts y más de 3.000 comentarios. ¡Gracias por ayudarme a seguir escribiéndolo! Haz una donación, click en el botón, arriba. La puedes enviar a través de tu cuenta PayPal o utilizar cualquier tarjeta de crédito o de débito (aunque no tengas PayPal propio).


Nuestros propósitos para 2015 #sersiendo

2015-Nadir-Chacin

Hoy es el último día del año 2014. Este día suele ser para la mayoría de la gente un día en el cual reflexionar sobre lo que pasó en el año entero. A veces cuando hacemos esa tarea nos queda un sentimiento de que hemos desperdiciado el tiempo, nuestra vida. Otras veces el resumen es positivo y ha sido un año en general bueno o muy alegre. Más allá de este insistir en hacer el balance de ganancias y derrotas, yo prefiero centrarme en la alegría de seguir viva en esta Tierra. ¡Es algo más sencillo y poderoso!

Cuando me pongo a pensar en lo que pasó, ya eso que pasó realmente no existe. Cuando me empeño en delinear con detalles el futuro, la verdad es que estoy construyendo una ficción. Para decirlo en fino y delicado lenguaje nadiriense: «no tengo ni la más puta idea de cómo será mi 2015». 

Aunque sé que no puedo controlar absolutamente todo, es más que obvio para mí, igualmente hice una lista temporal, amable y flexible de mis objetivos para el 2015. Me gusta pensar que es una especie de guía y no mucho más. Quizás en los momentos en que pierda el rumbo pueda volver a ella para reorientarme o tal vez no, pero lo que sí puedo decir es que esta lista le da un poco de estabilidad a mi mente que tiende a divavagar y a mi ego que le da por volverse loco cuando no la hago.

Así que con el mayor pragmatismo que pude me entregué a hacer la famosa lista, pero sin olvidar que esas palabras pertenecen al mundo de mi propia ficción. Que sea así no es malo. ¿Por qué? ¡Porque nada de lo que existe en mi vida surgió sin haberlo ficcionado primero! Manías de escritora, supongo.

Aprovechen estos días en familia para abrazar más, para compartir y, por favor, no discutan. Tener una familia y poderla disfrutar así de cerca es un regalo, aunque a menudo nuestros seres queridos no sean como nos gustaría que fueran. Para ser honestos, nosotros tampoco somos lo que a ellos les gustaría que fuéramos. Por ahí dicen que soy una pesimista con mucho optimismo, me encanta esa definición. Todos los seres humanos somos paradojas que caminan.

Va mi abrazo para ustedes que me leen desde distintos lugares del Planeta. Esta noche cuando suenen las campanadas estaré enviándoles una sola y gran palabra: ¡Gracias! Disfruten el presente, mi gente. Carpe diem.

Namasté + Mettā,
Nadir Chacín
Visítame en Facebook y Twitter

Recomiendo esta charla TED: Daniel Kahneman: El enigma de la experiencia frente a la memoria (activa los subtítulos en español)


«”Who am I?” Answer the question, then silently, ask yourself, “Is it true?” as you drop into another depth of listening, of being answered.» @ByronKatie





Este blog Ser siendo y sus ecos en mis redes sociales son mi apuesta para ayudar a construir una masa crítica de personas que hagan de este mundo un lugar + digno para todos/todas. Este blog tiene + de 10.000 visitas en promedio cada mes, más de 1.000 posts y más de 3.000 comentarios. ¡Gracias por ayudarme a seguir escribiéndolo! Haz una donación, click en el botón, arriba. La puedes enviar a través de tu cuenta PayPal o utilizar cualquier tarjeta de crédito o de débito (aunque no tengas PayPal propio).